Consejos para elegir un buen gimnasio

A simple vista todos los gimnasios parecen iguales , pero hay que tener en cuenta algunos detalles para reconocer cual es el que se adapta a nuestras necesidades.

Para ser un buen gimnasio, primero debes elegir uno que esté cerca de tu casa o de tu trabajo. Si ya tienes que pensar en como te trasladarás hasta ese gimnasio, no irás nunca.

También tienes que tener en cuenta que ofrezca una buena extensión de horarios para que puedas elegir si quieres ir antes de comenzar a trabajar o bien tarde luego de tu trabajo y antes de llegar a casa.

Fijate las instalaciones. Tienes que tener una cantidad “respetable” de maquinas y una amplia variedad de equipos de musculación para que en horas pico también puedas entrenarte. También fijate la condición de los mismos y de sus accesorios (como colchonetas, mancuernas, steps). Fijate en la limpieza y orden general del lugar.

Otro dato a tener en cuenta son los profesionales que trabajan en el gim tengan buena predisposición y sean experimentados.

Aunque no sea 100% necesario, si tienen sala de sauna o de masajes para relajarte luego del ejercicio, eso sumará otro punto para la elección.

Es imprescindible la música en todas las salas y para mayor comodidad el aire acondicionado.

Respecto a los precios, estos variarán según lo que ofrezca el gimnasio, tres veces por semana, dos veces por semana, todas las actividades que desee en cualquier momento. También depende del prestigio del gimnasio, el renombre. Es preferible pagar un poco más pero contar con buenos profesores e instalaciones.


Escribe un comentario