Consejos para elegir el corrector de ojeras

corrector ojeras

Existen diferentes formas de correctores de ojeras: crema, fluido, sitck, lápiz, etc. Conviene elegirlo en función del efecto buscado y del saber hacer de cada una. Para un resultado ligero, lo ideal es un corrector con pincel incorporado. Este corrector es muy práctico, y se puede utilizar directamente sobre las ojeras, ya que ofrece la cantidad necesaria del producto. Los productos en tarro o en tubo son más espesos, y cubren más puesto que contienen más pigmentos. Estos se aplican con ayuda de un pincel de pelo suave o con una esponja triangular de maquillaje.

La elección de la tonalidad

El error más frecuente consiste en elegir un corrector cuya tonalidad se parece a la de la crema base. Las ojeras, al ser una zona más oscura que el resto de la cara, requieren un corrector de un matiz más claro que el color de fondo del rostro, con el fin de obtener un resultado que consiga iluminar la mirada.

Consejos para su aplicación

Aplicar un corrector de ojeras es un juego de niños. Basta con aplicar un poco de producto en la esquina interna del ojo y otro poco debajo del ojo, luego se difumina con golpecitos que van de las aletas de la nariz hacia el exterior del rostro. Para crear una capa luminosa alrededor del ojo, lo ideal es aplicar un poco de corrector sobre el párpado superior. De esta manera, la mirada queda mucho más brillante.


Escribe un comentario