Consejos para dejar de discutir en pareja

pareja-discutiendo

Vivir en pareja y no discutir, puede ser posible. Incluso si las disputas conyugales son inevitables. Se puede aprender a discutir, sin herirse, sin ser violentos, y sobre todo sin poner en riesgo el amor.

En una relación de amor, se invierte mucho, se desvela la intimidad, se comparte a diario, lo que termina por crear momentos de agobio y de fricciones posibles. Pero en ningún caso, las disputas son obligatorias. Tampoco son un signo de buena salud conyugal o de pasión intacta.

El problema es su lado perjudicial. Repetidas, llevan incluso a considerar al otro como un enemigo, y no como un amigo. Ocurre de hecho que se buscan razones para hacer una escena, únicamente para discutir o para hacerse daño.

Normalmente, la escena de pareja está desplazada con relación al sujeto. Un hombre va, por ejemplo, hacer una escena a su mujer, porque ha tenido una actitud hacia otro que no le ha gustado. De hecho, el verdadero problema puede ser que esté frustrado sexualmente en ese momento, porque la cosa no funciona entre ellos, o bien porque no mantienen relaciones sexuales frecuentes. Pero esto, tendrá dificultades en verbalizarlo.


Escribe un comentario