Consejos para decorar una zona de estudio para adolescentes

dormitorios-adolescentes

Los adolescentes tienen entre los 11 y 17 años, y sueñan con ser independientes, por esta razón se pasan muchas horas sin salir de su habitación. Sin embargo tienen una buena excusa para ello: es ahí donde duermen, donde hacer los deberes, leen, escuchan música, y acogen a los amigos. En resumen, su habitación es un refugio de múltiples facetas que merece ser decorado a imagen de ellos.

Los adolescentes tienen un montón de sueños en la cabeza, y por eso todos esos universos inspiran la decoración de su dormitorio. En el fondo se trata de reflejar lo mejor posible su personalidad y sus centros de interés. Este objetivo se puede conseguir a través de los colores: negro y blanco, amarillo, y chocolate, para los chicos, mientras que las chicas prefieren colores más glamurosos como la mezcla de rojo o de rosa, combinado con el negro…

Veamos una serie de ideas, trucos y consejos para elegir el estilo decorativo y los muebles más adecuados para el dormitorio y la zona de estudio de un adolescente.

Para un adolescente, la elección de la zona de estudio es un elemento determinante en su aprendizaje del ordenador y para trabajar de forma personal. La mesa de estudio debe adaptarse a las necesidades del adolescente e integrarse perfectamente en el universo decorativo de su habitación. Debe ser práctica, a base de módulos, con mucho espacio para guardar sus cosas y con un diseño original y funcional.

Una mesa a base de módulos y estética

Una mesa de estudio debe adaptarse perfectamente al adolescente, permitiéndole trabajar cómodamente y que además sea práctica. De cristal, de metal o de madera, la mesa de estudio puede estar confeccionada con diferentes materiales, así como colores y formas. Para una solución práctica, la mesa debe poder ofrecer diferentes compartimentos en los que guardar sus cosas.

Las estanterías colgadas de la pared sirven para vestir la habitación, al tiempo que ofrecen un espacio para el orden muy eficaz. Fijando las tablas a la pared, se puede optimizar el espacio a cierta altura sin que la habitación parezca que está sobrecargada.


Escribe un comentario