Consejos para bajar la temperatura a tu PC

Todos sabemos que las computadoras levantan la temperatura y una mala ventilación puede dañarla ya que sus componentes no están diseñados para funcionar por encima de determinadas temperaturas. Sigue estos 5 consejos que harán que tu Pc este siempre fresca, en especial en aquellos días de muchas temperatura y el ambiente donde se encuentra no esta bien ventilado.

Limpiá el ventilador. Si los ventiladores de tu computadora funcionan mal, el procesador, la memoria y otras partes vitales se podrían recalentar y fallar. De modo que, al menos una vez al año, se debe comprobar si funcionan bien y, de paso, quitarles el polvo que acumulan.

Las notebooks suelen tener un ventilador en la parte trasera o lateral, que se conecta cuando la compu trabaja mucho o cuando la temperatura ambiente sube mucho. Las desktop pueden tener varios ventiladores: uno o más en la parte trasera, que expelen aire hacia fuera, uno sobre la unidad central de procesamiento (CPU), y también alguno sobre la placa de video.

Para limpiarlos, primero hay que apagar la máquina y, luego, limpiar cada ventilador con una aspiradora de polvo, sin golpear las paletas. Las paletas se limpian con palitos con algodón humedecidos en agua.

Para comprobar el funcionamiento de los ventiladores en una desktop hay que encender la computadora mientras está abierta y ver si giran las paletas. En las notebooks, en cambio, basta con acercar el oído a la máquina y escuchar si los ventiladores funcionan de vez en cuando. Si alguno de ellos no funciona, hay que llevar la computadora de inmediato al técnico.

A la sombra. El lugar donde se ubica la computadora es importante cuando se trata de mantener fría la máquina. A las desktop hay que ponerlas lo más cerca posible del suelo, porque es el lugar más fresco y lejos de la luz solar. Lo ideal es ubicarla lo más cerca posible de un aire acondicionado. Nunca al lado de algún aparato que genere calor o de la ventana.

Con las computadoras portátiles no siempre se puede elegir un buen lugar, pero hay que tratar de que no sea sobre las rodillas, porque la situación se tornará tan insoportable para la máquina como para el usuario.

Apagar la compu. Las computadoras que están siempre encendidas a lo largo del verano son más susceptibles de fallar si aumenta el calor o si se interrumpe la ventilación. Apagar la computadora cuando no se la usa no sólo ahorra energía sino que, además, es mucho más seguro.

También las pantallas -de tubo o LCD- generan mucho calor cuando están encendidas, aunque no muestren imagen alguna. Basta con poner la mano en el respaldo de la pantalla para constatarlo. Por eso, apagar la pantalla cuando se está ausente por largos períodos es una buena costumbre.

Termómetro virtual. Algunas computadoras traen un programa para controlar la temperatura de la máquina, y advertir al usuario si algún componente se recalienta demasiado. Pero si tu computadora no tiene este tipo de programa podés usar termómetros virtuales gratuitos, como SpeedFan o Motherboard Monitor .

Overclocking. Es un tecnologismo que describe los intentos de hacer funcionar una computadora a voltajes o velocidades mayores que para las que fue diseñada, a fin de mejorar su rendimiento.

Los fanáticos de la computación usan está técnica para elevar más allá de lo prudente el rendimiento de la CPU, la memoria o la placa de video. Consiste en modificar los ajustes del BIOS, que es el código que controla la forma en que la computadora interactúa con los dispositivos de memoria.

Para acceder al BIOS hay que presionar las teclas Del o F2 durante el proceso de arranque. Pero, a menos que se sepa muy bien lo que se está haciendo y, además, se haya colocado ventilación adicional a la PC, conviene rehuir la tentación de hacer overclocking. Si la ventilación falla, los componentes se calentarán más rápido que de costumbre y pueden quedar dañados para siempre.
clarin


Escribe un comentario