Consejos para afeitar la barba completamente

Afeitado

Llevar una barba larga, durante tiempo ha sido un fenómeno de moda que hoy en día parece ir desapareciendo en beneficio de un rostro liso e imberbe. Rasurarse bien sin embargo no es algo sencillo, por eso es necesario conocer algunos consejos de base. El afeitado agrede la piel. Con el fin de limitar los riesgos de cortes y de enrojecimiento, es preferible rasurarse cuando la piel está caliente, lo que le confiere una mayor elasticidad.

Conviene rasurarse preferentemente después de la ducha y después de haber lavado bien el rostro para desprenderlo de las impurezas. De esta forma, la cuchilla se desliza con suavidad sobre la epidermis. Si se dispone de tiempo para prepararos, no dudéis en aplicar una toalla caliente durante dos o tres minutos sobre el rostro antes del afeitado, para una preparación óptima de la piel. Siempre es preferible afeitarse por la mañana, antes de desayunar.

La razón es que el flujo sanguíneo aumenta en cuanto se consume comida y también aumenta los riesgos de sangrado al pasar la cuchilla. Rasurarse en ayunas permite limitar este tipo de inconvenientes. Para afeitarse correctamente se debe pasar la cuchilla en el sentido del crecimiento del pelo con el fin de evitar la formación de vellos enconados, que pueden provocar granos poco estéticos y dolorosos.

El ejercicio debe comenzar por la zona de las patillas y dirigirlo hacia la boca. Luego se rasura el bigote, y finalmente se desliza la cuchilla por el mentón hacia el cuello.


Escribe un comentario