Consejos a la hora de llevar una bufanda

 Bufanda

Con el fin de llevar con elegancia una bufanda o un fular, hay dos reglas de base que se deben respetar. La primera consiste en combinar la bufanda con otras textura, y con los colores de la ropa. La segunda regla va dirigida a la manera en la que se anuda la bufanda.

Como la moda actual se centra en las bufandas y los fulares, es fundamental llevarlos con un estilo personalizado, no sólo para mantener el cuello caliente, sino para que la cara destaque. Con un turbante, se puede presentar un estilo diferente, sobre todo si este complemento es de color bronce, oro o anaranjado.

También se puede llevar un modelo amplio, dejando caer los picos sobre los hombros, recubriendo totalmente el busto. Un pull de lana, una pequeña cazadora pueden completar el look a la perfección. Para un estilo más étnico, se puede llevar un keffieh oriental.

Por otro lado, el fular se presenta como un complemento camaleón, porque se adapta a todo, y que suele ofrecer un look bohemio, salvaje, con cierto toque romántico. También ofrece un lado glamur, ideal para los amantes de la moda. El fular se combina muy bien con una camisa, unos jeans, y unas botas.

En verano, el fular debe ser de algodón, para un estilo mucho más cool. En otoño, el fular pega mucho con una chaqueta. En invierno, se lleva más largo y más fino, para que pueda anudarse bien alrededor del cuello y dar más calor.

El fular puede llevarse de dos modos diferentes: como una corbata, o enrollado alrededor del cuello y dejando caer los picos por la espalda.


Categorías

Moda

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario