¿Cómo realizar un masaje en los pies relajante?

masaje-piesNo hay nada más relajante que realizarte (o que te realicen) un lindo masaje en los pies. Los pies soportan todo el día todo nuestro cuerpo y son los responsables de que nos podamos mover de un lado para el otro. Por eso, debemos cuidarlos y mantenerlos relajados.

También en la base del pie se encuentran muchas terminaciones nerviosas y puntos específicos del resto del cuerpo. Toma una loción o crema para pies, encuentra otra persona y extiende tus pies ante él. Nosotros te enseñaremos las mejores técnicas para dejarlos bien relajados.

  • Mejora la circulación: Mantén el flujo sanguíneo en la zona, el primer paso en un buen masaje de pies es activar la circulación. Sostén el pie con una mano y con la otra comienza a acariciar la parte superior del pie. Puedes usar una presión ligera sobre la parte superior del pie. Para evitar hacer cosquillas a tu compañero/a, procura ejercer una presión moderada en la parte inferior del pie. Continúa acariciando y frotando el pie entero de la otra persona. Si lo deseas, puedes dar algunos pequeños golpecitos o bofetadas. Se sugieren veinte caricias o golpecitos sobre la parte superior y diez sobre la inferior.

  • Ayuda al tobillo: No te olvides de los tobillos. Sujeta el pie con una mano y con la otra, mueve el pie en forma circular según su capacidad natural de movimiento. Simple y lentamente desliza el pie en un movimiento de tipo ovalado. A medida que rotes el pie, puedes descubrir que el rango de movilidad se incrementa un poco. Es importante notar que hay hueso y cartílago en la articulación del tobillo, de modo que únicamente muévelo tanto como éste te permita. Detente al sentir cualquier sonido extraño. Rota el pie entre 3 – 5 veces en cada dirección.
  • Suaves golpes a tus pies y tobillos: Este masaje tiene la capacidad de relajar el cuerpo entero. Comienza con las puntas de tus dedos justo en ese lugar donde los dedos se encuentran con el resto del pie. Utiliza ambas manos para ejercer presión entre los huevos del pie. Haz que tus dedos se dirijan lentamente hacia el tobillo. Cuando tus dedos lleguen a la altura del tobillo, extiéndelos alrededor del mismo y masajea la parte frontal de esta articulación con tus pulgares.
  • Flexiona y rota los huesos del pie: Este masaje se siente realmente bien cuando la planta del pie te duele de tanto estar de pie o de caminar. Presiona la palma proximal de cada mano sobre los bordes exteriores de cada pie. De esta manera, serás capaz de masajear el músculo entre los huesos con los pulgares. Asimismo, al atenazar el pie podrás presionar las yemas de tus dedos contra la cara interior del mismo.
  • Tira de los dedos: Este masaje puede sentirse muy bien, pero ten cuidado. No intentes empujar los dedos de los pies demasiado fuerte. Estirar ligeramente los dedos puede rejuvenecerlos y devolverles algo de movilidad. Intenta este masaje en conjunto con un baño de pies, dado que calentar los dedos puede hacer que disfrutes mucho más la experiencia de estirarlos. Recuerda, el estiramiento debe ser sutil, y no debes llevarlo al punto de hacerlos sonar.
  • Trabajando sobre la planta: Usando los pulgares, realiza movimientos circulares que cubran la superficie entera de tu pie, moviéndote desde la base de los dedos hasta el talón. Mantén una presión firme y sostenida a lo largo de todo el movimiento circular. Realiza algunos masajes extras en aquellas zonas en las que sueles experimentar dolores crónicos como el talón, el arco, o tal vez alrededor de los tobillos. Una manera de mitigar los calambres en el arco es sostener el pie con una mano ejerciendo una presión sutil y estirarlo con la otra. Esta parte del pie puede ser muy sensible y cualquier acción agresiva puede dolor, ten cuidado.
  • Báñalos: El calor del agua puede relajar los músculos y las sales pueden aliviar la piel. Deja que tus pies en el agua hasta que la piel se ponga arrugadita, ya que en ese momento sabrás que los músculos y la piel se han saturado de la calidez. Hacer esto en forma regular incrementa la vitalidad de los tendones y de las partes integrales de los pies.

Fuente: Tener Salud


Un comentario

  1.   Frank Colmenares dijo

    Saludos.., que buenos son las recomendaciones y los reportes que colocan en esta pagina..,felicidades.
    Me gustaria que me incluyeran en sus correos para recibir lo mas actualizado y todo lo referente para nosotros los hombres.

    Gracias
    Frank

Escribe un comentario