Cómo encontrar la corbata perfecta para tus camisas lisas

Corbata de James Bond

Llevar camisa y corbata aporta muchos puntos a la elegancia de nuestro look a la vez que transmite seriedad y profesionalidad, por lo que si tienes una reunión importante o una entrevista de trabajo, es un tándem muy recomendable.

Sin embargo, se trata de una combinación que puede salir mal con gran facilidad, enviando al traste cualquier oportunidad de lucir elegantes. Esto sucede cuando elegimos mal la camisa o la corbata que nos vamos a poner. Aquí te explicamos cómo evitar que la corbata desentone con tu camisa.

Corbata de lunares

La mejor opción es optar por una camisa blanca. Es muy difícil errar la elección de la corbata cuando tenemos una base limpia debajo. Podemos combinarla tanto con una corbata de un color liso como con una con estampados. Sólo asegúrate de que los dibujos sean sutiles (como es el caso de la corbata de Dunhill que puedes ver arriba – 150 euros en Mr Porter), ya que si son muy llamativos corremos el riesgo de que la corbata se convierta en el único foco de atención de nuestro look debido a que una camisa blanca no tiene ninguna fuerza para contrarrestar en este sentido.

Corbata azul

Combina esta corbata azul con una camisa azul pastel

Naturalmente, el blanco no es la única opción posible a la hora de ponerse corbata. Aunque si prefieres las camisas de colores, estarás un poco más limitado, ya que, para que que la combinación funcione, tendrás que buscar una corbata del mismo color, pero un par de tonos más oscura. Arriba puedes ver una de ASOS ideal para tus camisas azul claro. A veces también funcionan dos colores distintos, como es el caso del azul y el naranja, pero siempre y cuando se obedezcan las mismas reglas de camisa clara y corbata oscura.


Un comentario

  1.   Saviler.com dijo

    La corbata de punto se esta convirtiendo en un must (y en color azul sobre todo), quedan fantásticas y puedes llevarlas tanto para estilo casual como mas formal. Thumbs up

Escribe un comentario