¿Cómo decir ” te quiero” sin decirlo?

te-quiero

La sociedad en la que nos hemos criado nos impone a los hombres ciertas restricciones en cuanto a lo que se refiere a demostrar sentimientos. El decir “te quiero” a alguien se vuelve una tarea de titanes, si no eres muy demostrativo. Ni qué decir cuando de lo que se trata es de decírselo a una chica de quien no estamos seguros si nos corresponderá. Puedes entonces expresar lo que sientes no con los labios, sino con tu modo de actuar.

Eso sí: luego -no lo descartes- dile simplemente “te quiero”. He aquí algunos modos de hacer que tus actos hablen más que tu boca:

  • Conoce cuál es su flor favorita.
  • Graba cosas en la TV que piensas que le pueden gustar.
  • Prepárale algo de comer cuando esté enferma.

  • Recógela a la salida del trabajo, de la facultad o de alguna tarea diaria que ella tenga (no importa si no tienes auto).
  • Preocúpate con ella por sus amigas cuando tienen penas de amor y darles tu punto de vista masculino.
  • Échate en su lado de la cama para mantenerlo caliente para ella.
  • Dale espontáneamente masajes.
  • Dale espontáneamente sexo oral.
  • Trae su helado favorito a casa.
  • No te termines el helado porque sabes que ella querrá terminarlo.
  • Siéntate a ver con ella su película favorita, aunque la hayas visto quinientas veces antes.
  • No comas spaghetti delante de ella cuando sabes que está a dieta.
  • Come con sus antipáticos parientes siendo amable y sin poner mala cara.
  • Cámbiate a su marca favorita de shampoo, jabón o pasta dental.
  • Pon su estación favorita de radio en el auto antes que ella suba (o regrésala cuando salgas del auto).
  • Preocúpate que su computadora esté siempre ágil sin que te lo pida.
  • Sé el “amigo elegido” para conducir en una noche en la que el resto tomará alcohol.
  • Saca a pasear temprano al perro una mañana fría de invierno cuando sabes que ella necesita 30 minutos más de sueño.
  • Tiende la cama mientras ella esté en la ducha.
  • Deja que se exprese mal de sus amigos, familia o trabajo hasta que se harte sin mirar hacia un lado o escaparte.
  • Ve a la casa de sus padres para fiestas sin quejarte.
  • Ponte inyecciones antialérgicas para que ella y sus dos gatos puedan mudarse contigo.
  • Sal un domingo lluvioso en la mañana y cómprale un café y un enrollado de canela.
  • Dile que está linda aunque ella sepa que se ve como presidiaria.
  • Pregúntale “¿has bajado de peso?” y sé sincero.
  • Escucha sus problemas sin tratar siempre de arreglarlos.
  • Tráele un regalo cuando regreses de viaje.
  • Toma una ducha más fría o más caliente de lo que a ti te gusta porque ella está contigo y esa es la temperatura que a ella le gusta.
  • Grábale un CD con la música que le gusta.
  • Piensa que esas pequeñas “imperfecciones” -ese mechón raro, ese lunar o esos pies muy chicos- son bonitos más que feos.
  • Muestra interés en su trabajo y sus pasatiempos, aún cuando no los entiendas o no te gusten.

Puedes proseguir la lista, por supuesto, en la zona de comentarios.


4 comentarios

  1.   Alee dijo

    Muui buenoo, voi a seguir muchos de esos puntos 🙂
    Saludos

  2.   el quijote dijo

    invitala a hacer un trio

  3.   un hombre dijo

    Waoo! Si tengo que cambiar todo estos habitos… voy a cambiar de estilo; mejor cambio de querer…

  4.   fanatico dijo

    hahahaha un trio XD …!!!!
    gracias por lo consejos 🙂

Escribe un comentario