Cómo deben lavarse la cara los hombres con piel sensible

Agua

Algo tan sencillo en apariencia como lavarse la cara puede maltratar las pieles sensibles si la temperatura del agua y la composición de los productos no son las adecuadas. En esta nota hablamos sobre la frecuencia de lavado, la temperatura del agua y los productos ideales para los hombres con la piel sensible.

Frecuencia

La frecuencia de lavado para los hombres con la piel sensible es la misma que para los que la tienen de tipo grasa o mixta: dos veces al día. El primer lavado de cara debe ser naturalmente por la mañana, mientras que el segundo lo reservaríamos para bien entrada la tarde o antes de irnos a la cama.

Si utilizas exfoliante un par de veces a la semana, se trata de los dos mejores momentos del día, ya que estos productos hay que acompañarlos siempre de crema hidratante, y esta es recomendable aplicarla por el día y por la noche. De esta forma, podemos matar tres pájaros de un tiro los día que toque exfoliación: lavado de cara, exfoliante y crema hidratante, todo en único viaje al baño.

Temperatura

En cuanto a la temperatura del agua, los extremos no favorecen a ningún tipo de piel, pero la más perjudicada tanto cuando está muy fría como muy caliente, es sin ningún género de dudas la piel sensible. Es muy importante que los hombres con piel sensible laven su cara con agua tibia, es decir ni caliente ni fría, para prevenir de este modo la irritación, que puede instalarse en las pieles sensible durante bastantes horas, ofreciendo un aspecto poco saludable.

Productos

Los hombres con piel sensible es mejor que no utilicen ningún gel limpiador a no ser que sea lo suficientemente suave. Utilizar diariamente un gel con productos químicos abrasivos puede poner en riesgo la suavidad de las pieles sensibles. Recuerda, si no tienes un gel de estas características, lava tu cara solamente con agua tibia. Es mejor que arriesgarse a padecer irritación.


Escribe un comentario