Cómo convertir tu taquilla en la envidia de tus compañeros de gimnasio

Vestuario de gimnasio

Tener una taquilla de gimnasio completa y ordenada puede ahorrarnos mucho tiempo y aumentar nuestra productividad en el entrenamiento, pero ¿cómo se consigue? Aquí te damos las claves para que tu taquilla sea la envidia de tus compañeros.

Después de completar tu rutina de ejercicios, lo que menos te apetece en el mundo es continuar con todo el cuerpo lleno de sudor. Una buena ducha nos devuelve el aliento y refresca el cuerpo y las ideas, pero nunca te metas en ella descalzo. Las chanclas son imprescindibles para mantener tus pies libres de hongos, así que no te olvides de tener siempre un par en tu taquilla.

Algunas duchas de gimnasio cuentan con dispensadores de jabón y otras no, pero da lo mismo, ya que suelen ser productos baratos que pueden secar tu piel y cuero cabelludo. La solución, comprar un jabón para todo el cuerpo como el que aparece bajo estas líneas (sí, también sirve para el cabello) y dejarlo en la taquilla del gimnasio. De esta forma, nos evitaremos andar con varias botellas y nos mantendremos suaves.

Gel Anthony

La ropa y las toallas es una cuestión de preferencias personales. Hay quien prefiere contar en su taquilla con una reserva de ropa de deporte y toallas para no tener que ir cargado con la mochila cada día, mientras que a otros no les molesta la bolsa de deporte a la espalda. Nuestro consejo para ahorrar tiempo es la primera opción, sobre todo para poder irnos al gimnasio directos desde otro lugar sin necesidad de pasar por casa a por las cosas.

En tu taquilla del gimnasio tampoco puede faltar un neceser con todo lo necesario para afeitarse, peinarse y perfurmarse: maquinillas de afeitar, espuma de afeitar, after-shave, peine, cera, laca… Lo mejor es contar con un ejemplar de cada uno independiente de los de casa para no tener que estar llevándolos y trayéndolos del gimnasio cada vez que vayamos. Es una inversión de dinero, no cabe duda, pero, bien mirado, representa una gran comodidad.


Escribe un comentario