Cómo arreglarse las cejas sin que pierdan la naturalidad

Jake Gyllenhaal

Jake Gyllenhaal luce unas favorecedoras cejas arregladas pero naturales

Llevar las cejas mal es uno de los peores crímenes que un hombre puede cometer, ya que no sólo estropean la mirada sino toda la imagen en general. Si no quieres acabar con una cara de sorpresa permanente o con dos hilos por cejas, debes ir con mucho cuidado con lo que haces con ellas.

En principio, recomendamos que ningún hombre se toque las cejas a no ser que haya pelos que confundan su forma. El entrecejo o monobrow –como lo llaman los ingleses– puede hacer de nuestro rostro algo un poco cómico, por lo que es necesario que lo retiremos, pero nunca utilizando una maquinilla de afeitar, sino unas pinzas. Tira de todos los pelos que encuentres entre una ceja y la otra, y hazlo con con determinación. Al principio duele un poco, pero luego se pasa. El premio son dos cejas bien diferenciadas, que es como deben ser.

Otro caso en el que deberemos recurrir a las pinzas es cuando crecen una cantidad considerable de pelos por encima o por debajo de las cejas. Sabremos que estamos ante una de estas situaciones si al mirarnos al espejo, observamos pelos en la frente o las sienes, haciendo que nuestras cejas se vean difusas. Hazlo con mucha delicadeza para asegurarte de que sólo quitas los pelos revoltosos y no los que contribuyen a que la ceja tenga una apariencia natural y agradable.

Entrecejo

En ambos casos, es importante conseguir unas pinzas decentes, limpiar bien el área antes de la depilación y humedecerla con agua tibia para que se suavicen los folículos pilosos y, de esta forma, la eliminación del pelo sea más sencilla e indolora. Si prefieres la cera, te hará falta mucha más precisión, por lo que, si no te ves capaz, mejor recurre a un profesional para que te lo haga.

En cualquier caso, lo principal que hay evitar es la embarazosa sobreextracción de pelo. Recuerda, si tus cejas se ven bien formadas (sin pelos que las difuminen o entrecejo) en estado natural, no te las toques. Están perfectamente bien así. En todo caso, puedes peinarlas o recortar algún pelo que no te guste de vez en cuando si quieres mejorarlas.


Escribe un comentario