Cocina para principiantes (parte 3)

En el curso, que ya ha empezado hace unas semanas, les hemos enseñado a realizar esas recetas súper báscas que todo hombre que viva solo (o que quiera aprenderlas) tiene que saber hacerlas. Ya nos hemos encargado de enseñarles a como cocinar la pasta y el arroz blanco. Hoy les enseñaremos a realizar huevos fritos… ¿quién se puede resistir a no mojar el pan en la yema? Yo no!

Como todas las recetas que les hemos enseñado, esta también es super fácil y aunque no es del todo nutritiva, puede servir de acompañamiento de muchas cosas. Si estas haciendo dieta, entonces obvia esta receta.

Comencemos…

Ingredientes:
Dos huevos
Abundante aceite para cocinar

¿Cómo lo hago?

Echar un dedo o dedo y medio de aceite a la sartén y poner el fuego al máximo. Casca los huevos y viértelos en una taza, esto evitará que se te rompan los huevos al echarlos a la sartén si no tienes mucha práctica. Esperar un poco a que el aceite se ponga muy caliente, esto lo sabrás porque el aceite empieza a echar humo, ten especial cuidado de no quemar el aceite ya que si te despistas el aceite desprenderá un humo negro Cuando el aceite esté muy caliente echa los huevos a la sartén y con una espumadera ve echando aceite por encima de los huevos, cuando a la yema se le ponga una telilla blanca (es cuestión de segundos) sácalos de la sartén. Y listo… huevos fritos listos para comer!


Escribe un comentario