Cabeceros de cama para encender la pasión en las parejas

Cama de 'Cincuenta sombras de Grey'

A nadie se le escapa que uno de los aspectos más importantes de las relaciones de pareja transcurre sobre la cama y alrededor de ella, razón por la que tratar con mimo el mobiliario del dormitorio es a menudo un trabajo bien recompensado.

Y en este sentido, pocas cosas elevan tanto la carga erótica de la estancia como una cama decorada de manera sexy. Si quieres que tu vida sexual sea más divertida y, por lo tanto, más saludable, te invitamos a echar un vistazo a estas propuestas de cabeceros de cama.

El color rojo (el de la pasión) es el protagonista de la habitación donde Christian y Anastasia exploran sus fantasías en la película ‘Cincuenta sombras de Grey’. Se encuentra por todas partes: paredes, muebles, cama y por supuesto también en su sexy cabecero de madera acolchado, tapizado con una tela suave que añade una interesante cualidad táctil al mismo. Puedes verlo al detalle en la imagen principal.

Cabecero de cama de hierro forjado

Y si el cabecero rojo del mencionado éxito de taquilla ha quedado grabado en la memoria colectiva como símbolo de sensualidad, los cabeceros de hierro forjado no le van a la zaga. Son más fríos en apariencia, pero llenos de posibilidades, como nos ha demostrado el cine en miles de ocasiones. Y es que a quien no se le viene a la cabeza un juego sexual con esposas o cuerdas al contemplar un cabecero con barrotes como este.

Cabecero de cama retroiluminado

A la hora de crear ambientes sensuales en los dormitorios, es fundamental el uso que hacemos de la luz. La iluminación tradicional a menudo es muy fuerte, pero estar completamente a oscuras tampoco es atractivo. En cambio, contar con fuentes de luz indirecta como los cabeceros de cama retroiluminados nos ofrece la posibilidad de obtener un tipo de decoración moderna a la vez que muy erótica que puede ayudar a despertar el deseo sexual.


Categorías

Pareja y Sexo

Miguel Serrano

Esteta por naturaleza. Desde hace un par de años, la moda ocupa gran parte de mi tiempo. Además de escribir en este blog, estudio por mi cuenta... Ver perfil ›

Escribe un comentario