Bolsos de hombre – Los tres objetos imprescindibles

Bandolera de la casa Koolertron

Coincidiendo más o menos con la entrada del nuevo milenio, comenzó a ser habitual que los hombres hicieran cosas impensables para las generaciones anteriores, como ponerse cremas, depilarse e incluso colgarse un bolso al hombro. Aquí rompemos una lanza a favor de los bolsos de hombre y te contamos qué objetos no pueden faltar en su interior.

A pesar de que al principio tendían a ser más pequeños que los de señora –con el tamaño justo para la cartera y las llaves–, en la actualidad han igualado su tamaño con los de estos. Los hombres y las mujeres no somos tan diferentes como pregonaban nuestros antepasados, y este es otro aspecto que viene a demostrarlo.

Sin embargo, en lo que sí se diferencian los bolsos de hombre y los de mujer (además de, claro está, en el diseño) es en el contenido. Estos son para nosotros los tres objetos que no pueden faltar en el bolso de un hombre:

Maquinilla de afeitar: Uno de los mayores engorros de pasar la noche fuera de casa es no poder acicalarse convenientemente por la mañana. Llevar siempre una maquinilla de afeitar en el bolso, te permitirá presentarte bien afeitado a la mañana siguiente al trabajo, duermas donde duermas.

Gel antiséptico: Fundamental contar con uno de estos productos que nos permiten lavarnos las manos en cualquier lugar, sobre todo si comemos habitualmente fuera de casa, ya que es posible que más de una vez nos encontremos ante la imposibilidad de lavárnoslas de la manera tradicional por diferentes motivos.

Hilo dental: Los bolsos nos permiten llevar con nosotros una pequeña parte de la comodidad del hogar, y no podemos desaprovechar esa oportunidad para introducir en él objetos de higiene como el hilo dental. Las comidas fuera de casa o en el trabajo serán más placenteras con la tranquilidad que ofrece saber que después podrás devolver a tus dientes su estado natural.


Escribe un comentario