Bloodhound SSC, el coche cohete que supera los 1600 km/h

Bloodhound SSC

Considerado como una joya tecnológica, equipado con un reactor y un motor-cohete, la fabricación del Blookhound SSC (Super Sonique Car) tiene por objetivo superar el récord del mundo de velocidad terrestre. Este coche será fabricado por el que ostenta el récord del mundo anterior, Andy Green.

Se trata de un proyecto de colaboración con el ministerio británico de las Universidades de las Ciencias, y que tiene por objetivo batir el récord mundial de velocidad alcanzando los 1600 km/h. Lanzado en 2008 por Richard Noble y Andy Green, antiguo piloto de caza, el Bloodhound SSC será probado y desarrollado el año que viene con ayuda de ingenieros de renombre mundial.

Pieza por pieza, este coche super sónico va tomando forma poco a poco, en un hangar de más de 2000 m2. En el interior, una increíble máquina de fibras de carbono y de aluminio, y todo montado sobre una estructura de acero. A primera vista, la máquina se parece a un Fórmula 1, sobre el cual se habría encajado un Concorde. Su longitud se acerca a los 14 metros, y su peso es de 8 toneladas.

El vehículo pretende superar la barrera del sonido. Este coche se inspira en un 50% en la ingeniería del deporte automovilístico, y en un 50% en la de la aeroespacial. Gracias a la coordinación de su turborreactor Eurojet EJ 200 fabricado por Rolls-Royce, de su motor-cohete de propulsión híbrida y de su motor de coche de carreras, desarrollará 135 000 caballos debajo del capó. Es decir una potencia de 180 Fórmulas 1 añadida. En resumen, hablamos de un coche mucho más rápido que un Airbus A380, a velocidad de crucero, que una bala Magnum saliendo del cañón.


Categorías

Motor, Ocio

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario