Beneficios del Pilates Reformer

Pilates Reformer

Una de las ventajas del Pilates Reformer es que el aparato permite variaciones del nivel de resistencia con la que se trabaja. Esto ofrece grandes posibilidades cuando se desea controlar la fuerza aplicada para realizar los ejercicios, en función del estado de forma, de los objetivos fijados, o del grado de exigencia que se quiere dar en un momento preciso al entrenamiento.

La máquina Pilates Reformer permite trabajar diferentes partes del cuerpo al mismo tiempo, por ejemplo, las piernas y los brazos. Por consiguiente, los beneficios del Pilates Reformer no son únicamente fijos, el hecho de tener que coordinar para controlar los diferentes movimientos que el aparato obliga a realizar, hace que bajemos permanentemente la capacidad de concentración mientras se hace ejercicio físico, lo que reduce el estrés.

Los beneficios físicos de una práctica cotidiana durante media hora de Pilates Reformer son los siguientes:

Mejoras posturales

La forma de la máquina hace que la posición sea correcta en todo momento y permita enderezar la espalda. Se evitan los dolores debido a una mala postura.

Mayor flexibilidad y fuerza muscular

La máquina permite ejercer los músculos con más precisión utilizando la resistencia, permite ganar en fuerza muscular.

Ejercicios sin impacto

Con el Pilates Reformer las articulaciones no tienen que soportar ninguna fuerza.

Circulación

El trabajo de los músculos estimula la circulación sanguínea, lo que reduce la aparición de enfermedades relacionadas con la mala circulación, uno de los males recurrentes de nuestros días.

Está muy recomendado cuando se comienza a trabajar con el aparato Pilates Reformer, pedir consejo a un instructor especializado en esta técnica, que sabrá sacar partido a las múltiples funciones de la máquina y que además, corrige todo uso incorrecto que pueda ser realizado por desconocimiento.

En efecto, la variedad de ejercicios que se pueden realizar con el Pilates Reformer hace que sea una máquina compleja, y de primeras, el trabajo que se realiza no sea intuitivo. Para las personas que nunca han practicado el método Pilates deben preferentemente comenzar por el Pilates genérico y dejar el Reformer para más tarde, cuando se domine la técnica.


Escribe un comentario