Aros en la orejas… ¿han dejado de ser símbolo de rebeldía?

Colin Farrell con aros en la orejas

Llevar un aro en el lóbulo de la oreja estuvo considerado como un símbolo de rebeldía durante bastante tiempo. Y ya no te digo nada sobre llevar uno en cada oreja. Sin embargo, los tiempos cambian y muchas cosas que antes se consideraban rompedoras ya no lo son. ¿Es también ese el caso de los aros en las orejas?

En nuestra opinión, sí. Hoy en día, los hombres jóvenes expresan su rebeldía de una forma más extrema: las dilataciones. A su lado, los aros en las orejas son un juego de niños. Este método consiste en agrandar la perforación de las orejas y con ello el lóbulo.

Las dilataciones van desde los 1,6 hasta los 25 mm, o incluso más, y permiten colocar dos nuevos tipos de joyería, llamados túneles y tapones. Los sucesores de los aros están fabricados en acero, titanio, madera, cristal, etc. En el caso de los túneles dejan ver a través del lóbulo de la oreja, de ahí su nombre, mientras que los tapones ocupan todo el espacio de la dilatación.

Llevar un aro en la oreja ya no es rebelde, ni siquiera un poco alternativo. Está directamente pasado de moda. Irónicamente, lo que antes te hacía parecer el tío más en la onda del lugar, ahora puede servir para que te señalen como el más desfasado, aunque todo depende del tipo de ambiente en que nos movamos, claro está.

Dilatadores orejas

Si quieres sustituir tus aros, pero no te atreves con las dilataciones, nuestro consejo es que al menos te hagas con un dilatador de 1.6 mm, que entrará sin demasiados problemas en tu perforación tradicional. Sobre estas líneas puedes ver qué aspecto tienen. Como habrás podido comprobar, no son nada amenazadores.


Categorías

Moda

Club de caballeros

Club de caballeros era una web dedicada al mundo de los hombres, la moda y el estilo de vida. Ahora está integrado en hombresconestilo.com como una... Ver perfil ›

Escribe un comentario