Aquascutum celebra su 165º aniversario con una impecable y vibrante campaña

Campaña Aquascutum

Tradicional pero moderna. Icónica pero funcional. La firma Aquascutum celebra su 165º aniversario, y lo hace por todo lo alto publicado una impecable campaña publicitaria.

La casa inglesa a la que se le atribuye la creación del primer trench coat cumple años pero no envejece. De hecho, los diseños de Aquascutum además de atemporales resultan siempre contemporáneos y actuales.

Sofisticación funcional en lo último de Aquascutum

Una apuesta sobre seguro. Una inversión que cotiza al alza. El secreto de esta legendaria casa de origen militar se basa en la producción de piezas de alta calidad, con diseños de siempre pero adaptados a los tiempos que corren. Básicos infalibles ricos en detalles y con los mejores tejidos capaces de sobrevivir a los antojos y tendencias pasajeras de la moda. Especializada en prendas de abrigo pero con un rango de prendas muy amplio, abarcando desde el estilo casual, al look business, pasando por los outfits más soficisticados tanto de celebración como de fiesta.

Entre las piezas clave que se presentan en la campaña apuestan como imagen principal por la gabardina. Pieza que se presenta en diferentes formatos; con cinturón con el clásico trench coat, o de silueta recta y sin cinturón con el funcional mac. Completan la jugada con magníficos chaquetones de plumas o abrigos de líneas clásicas en lana de mohair.

Para esta acción tan especial han confiando en el fotógrafo Ash Reynolds, quien trabaja de manera habitual para la firma. Protagonizada por el actor y bailarín británico Anders Hayward, la campaña muestra de manera vibrante las prendas gracias a poses llenas de movimientos enérgicos y looks de estilo minimalista donde reina la sobriedad. Además, esta campaña celebra el 40º aniversario del estampado santo y seña de la casa, los cuadros Club Check, un motivo que sigue estando de plena actualidad como print favorito de accesorios como las bufandas o como el estampado estrella que recubre el interior de las gabardinas de Aquascutum.


Escribe un comentario