Aprender a decir "no" para una mejor convivencia

mudanzaHay personas que no pueden, o no saben, como negarse ante un pedido. Esto puede estar reflejado en las relaciones laborales, de amistad o de pareja.

No está mal hacerle un favor a alguien o a ser solidario con esa otra persona, pero cuando uno no sabe decir que “no” está renunciando a sus prioridades por realizar lo que el otro desea.

Hay que entender que uno no debe renunciar a sus propios pensamientos ya que las relaciones no se basan solo en favores y sacrificios.

Si quieres empezar a decir más “si” que “no”, entonces lee este artículo.

  • Darse tiempo: no es necesario responder al instante. Analice la respuesta con cuidado para responder lo que será mejor.
  • Escucharse: pregúntese cuáles son sus prioridades, cuánto está dispuesto a sacrificar y qué tienes ganas de hacer y sólo con esas respuestas decida.
  • No dar vueltas: no crea que tiene la necesidad de justificarse cada vez que niega hacer algo.
  • Analizarlo sin culpas y sin dramatizar: piense si peligra la relación con el otro si se niega o si vale la pena que la persona se enoje por una vez que no pueda ayudarlo.
  • No se desestabilice: manténgase firme y seguro en la decisión. No permita que el otro lo lleve hacia la respuesta que quiere oir.
  • No todo es blanco o negro: a veces pueden surgir soluciones alternativas para dejar a ambos felices.
  • Equilibrarse: decir siempre que “no” tampoco es un signo de personalidad fuerte.

Espero que tengas en cuenta estos consejos y comienza a decir más veces “no” para sentirte más feliz contigo mismo.


Escribe un comentario