Agua caliente y exfoliación, el secreto del afeitado diario

Lucky B. Smith

Ahora que las barbas han dejado de ser tendencia, seguro que sois muchos los que habéis decidido volver llevar la cara lisa. Las ventajas de ir bien afeitados es que conseguimos un plus de elegancia para nuestra imagen, o un punto más juvenil al estilo Lucky B. Smith (uno de los modelos del momento), en función de nuestras facciones. Además, sobra decir que el rostro se vuelve más suave, un hecho que la pareja puede valorar muy positivamente en un elevado número de casos.

Sin embargo, el afeitado diario también entraña sus riesgos. Si no preparamos la piel de manera adecuada, hay muchas probabilidades de que nos cortemos y aparezca irritación o vellos encarnados, lo que tira por tierra todo lo que hemos apuntado antes.

Por esta razón, es importante lavarse la cara con agua caliente y aplicar un exfoliante antes del afeitado. Estos dos hábitos, ayudan a lograr un mejor afeitado al preparar la piel para el paso de la hoja o las hojas, un proceso, que, hay que recordar, debemos tomarnos con seriedad y respeto.

Gillette Preshave Scrub

El agua caliente y los productos exfoliantes, como el Gillette Scrub para antes del afeitado, levantan el vello facial, reduciento el riesgo de irritación y vellos encarnados, que son las dos consecuencias más molestas del afeitado para la gran mayoría de los hombres.

Cabe señalar que el efecto del producto exfoliante dura algunos días, por lo que no es necesario aplicárselo todas las mañanas, pero sí que es interesante que lo utilicemos una o dos veces por semana, sobre todo si nos afeitamos de forma diaria. Lo que sí que no es negociable es el uso de agua caliente sobre la cara y, especialmente, la espuma o el gel de afeitar, que proporcionan una protección a la piel fundamental para que el paso de las hojas no provoque daños en ella.


Escribe un comentario