Afeitado perfecto: linea de afeitado Floïd

El afeitado es la principal agresión externa a la que se ve sometida la piel del hombre. Se recomienda afeitar entre dos o tres veces por semana, para dar tiempo a la piel a recuperarse, pero si no podemos evitar hacerlo diariamente, debemos hacerlo de la forma menos agresiva posible y utilizando los productos adecuados. De nada sirve para el estado de la piel una buena rutina cosmética si fallamos a la hora del afeitado.

El mejor momento para afeitarse es durante o después de la ducha, cuando los poros están abiertos y el pelo está más blando por la absorción de agua. Previo al afeitado es recomendable una ligera exfoliación del rostro para eliminar células muertas, alisar el tejido cutáneo, que facilitará el deslizado de la maquinilla, y levantar posibles pelos enquistados.
El agua durante el afeitado es preferible que sea caliente y fría al finalizar para cerrar los poros. Dejar actuar el producto elegido para el afeitado y utilizar un after shave tras el mismo que devuelva la piel a su estado inicial en la medida de lo posible.

Una de las marcas clásicas de productos de afeitado es Floïd, que recientemente ha renovado y ampliado su línea de productos. La línea de afeitado está formada por gel, espuma y aceite.

La espuma tiene una consistencia ultra-cremosa que ayuda a proteger e hidrata la piel a la vez que proporciona un apurado perfecto. El gel es transparente y no forma espuma, permitiendo ver la zona por donde se desliza la cuchilla, siendo por tanto especialmente indicado para dar forma a la barba, la perilla o las patillas. Proporciona un agradable efecto de frescos minimizando la irritación. La novedad viene por parte del aceite de afeitado, un formato poco habitual pero con grandes beneficios. Proporciona una máxima adherencia a la piel y lubricación, minimizando la irritación. Es apto para cualquier tipo de barba y piel, especialmente barbas duras y pieles sensibles. Se aplica sobre la cara humedecida previamente con agua caliente, masajeando unas diez gotas de productos sobre la barba. Posteriormente se tensiona la piel y se realizan pasadas cortas con la cuchilla, que deberá ser aclarada frecuentemente para reactivar el efecto lubricante. Su fórmula transparente permite un afeitado de precisión, incluso a contrapelo

La línea after shave está formada por un masaje genuino vigoroso y suave, además de un bálsamo after shave. Los masajes son líquidos y la sensación tras su aplicación es de escozor que desaparecerá dejando una sensación de máxima frescura gracias al mentol de su formulación. El bálsamo es un fluido no graso de rápida absorción, que hidrata la piel proporcionando un efecto refrescante y calmante.


Escribe un comentario