Tres utensilios de peluquería contra los bad hair days

Cepillo redondo

Los bad hair days llegan cuando menos te lo esperas, y a menudo en el momento más inoportuno. A todos los hombres les ha sucedido el levantarse en la mañana de una cita importante con unos cuantos mechones indomables y tener que abandonar la casa rezando para que nadie se fije demasiado en lo desastroso de su peinado.

Porque hay ocasiones en que cubrirse con un gorro no es una opción, aquí te aconsejamos tres utensilios de peluquería que te ayudarán a convertir un bad hair day en otro día de peinado impecable.

Una plancha de tamaño mini te salvará la vida si tu pelo tiende a encresparse o a producir ondulaciones aleatorias con la humedad. Pásatela hacia abajo, asegurándote de llegar hasta la punta (que es donde se abre el cabello), y después procede a peinar el mechón rebelde y todo el cabello como lo haces siempre.

Mini-plancha para el pelo

Darte con un buen secador otorgará volumen a tu pelo en esos días en que te levantas con los mechones tristes y esmirriados y por más que lo intentas tu cabello se resiste a mostrar si quiera un mínimo de vitalidad. Este utensilio se antoja indispensable para los hombres con el pelo fino.

Si te peinas hacia atrás o con la raya al lado, incluir en tu arsenal un cepillo redondo te ayudará a darle la vuelta a los bad hair days causados por los mechones rebeldes y el efecto lamido de vaca. Hazte con uno pequeño para que los bucles se mantengan a un tamaño natural y utilízalo para crear ese indispensable pequeño montículo en la parte frontal con un control absluto. Para que te dure todo el día, aplica un poco de laca después.


Escribe un comentario