Las tres reglas de oro de las camisetas extralargas

Camiseta Dark de Zara

Camiseta Dark de Zara

Las camisetas extralargas son ideales para el clima cálido. Póntela para ir de bares o a la playa y conseguirás un punto de frescor que no te pueden proporcionar las de tipo slim fit. Sin embargo, seguir esta tendencia tiene sus complicaciones, ya que el estilo effortless puede ser un arma de doble filo cuando se pasan por alto determinados aspectos clave. Si quieres ir cómodo y lucir despreocupado a la vez que estiloso, echa un vistazo a estos consejos.

No la combines con una chaqueta extralarga. La clave para que una camiseta long length u oversize funcione bien dentro de un look es mantener el resto de prendas a una longitud y anchura normales. Si la camiseta y la chaqueta tienen la misma longitud, al final ninguna de las dos será protagonista, resultando en un estilismo plano, excesivo en cuanto a tela, y dicho sea de paso, bastante doloroso para la vista.

Camiseta oversize de Lanvin

Camiseta oversize de Lanvin en Mr Porter

Los pantalones deben ser slim fit o skinny, da igual si son chinos o jeans. Combinar una camiseta extragrande con vaqueros o pantalones más holgados por lo general no es una buena idea, pues se corre el riesgo de crear un efecto saco al no quedar marcada ninguna parte del cuerpo. Para ir sobre seguro, póntelas siempre con tus pitillos y unas deportivas monocromáticas o unos zapatos informales tipo Doc Martens.

Apuesta por los colores neutros y lisos (blanco, negro, escala de grises) para que tu swag no se torne en extravagancia. Buen gusto ante todo. Una camiseta extralarga ya destaca lo suficiente por sí misma como para que encima incluya tonos o estampados llamativos. Eso es demasiado para una sola vez.


Escribe un comentario