0

Prevén la disfunción eréctil incluyendo los flavonoides en tu dieta

Publicado por el .

vino tinto contra la disfuncion erectil 830x400 Prevén la disfunción eréctil incluyendo los flavonoides en tu dieta

Los flavonoides se hallan en el vino tinto entre otros alimentos

Dado que una de las mayores preocupaciones de los hombres es no estar a la altura en el sexo, lo que vamos a contaros hoy seguro que os parecerá muy interesante: los hombres que consumen regularmente alimentos ricos en flavonoides tienen un 10 por ciento menos de probabilidades de sufrir disfunción eréctil, según un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition.

A la hora de conseguir erecciones saludables, los investigadores comparan los beneficios de una dieta rica en flavonoides con los de caminar a paso ligero entre dos y cinco horas a la semana.
Además de reducir la tensión arterial, los flavonoides podrían promover la capacidad del hombre para lograr y mantener erecciones a través de la preservarción de la salud de sus vasos sanguíneos.

Pero, ¿qué son los flavonoides? Se trata de unos bioquímicos presentes en las bayas, los cítricos y el vino tinto. Los flavonoides otorgan a las frutas y vegetales sus colores vibrantes, siendo los conocidos como antocianinas, flavanonas y flavonas los que ofrecen mayores ventajas en la prevención de la disfunción eréctil, especialmente en los hombres mayores de 70 años. Las primeras se hallan generalmente en los arándanos, las cerezas, las moras, los rábanos y el vino tino, mientras que las flavanonas y flavonas aparecen en las frutas cítricas.

En términos de cantidades, no es necesario atiborrarse de estos alimentos, sino que los investigadores creen que es suficiente con unas pocas porciones a la semana, dado que lo que existe entre los flavonoides y la función eréctil es sólo una asociación y no una relación de causa y efecto. A pesar de que ayudaría bastante, llevar una dieta rica en flavonoides no es suficiente para prevenir este problema. Según los expertos, la reducción del riesgo sube al 21 por ciento cuando se combina con la práctica regular de ejercicio y unos hábitos de vida saludables en general.


Escribe un comentario