10 reglas de oro para un viaje seguro

En los próximos días es probable que tu efectúes algún desplazamiento más o menos largo con motivo de la llegada del verano. Te invitamos a tener en cuenta algunas reglas que harán del viaje no solo un placer, sino algo seguro:

  1. Planifica el viaje. Consulta a un mmapa de carreteras e itinerario a seguir, las posibles alternativas y los lugares de descanso. Evita las horas y días picos.
  2. Revisa el coche. Además de los niveles de agua, aceite, líquido de frenos, baterías o la misma presión de los neumáticos que tu mismo puedes verificar, ve al taller para chequear elementos tan fundamentales como frenos, dirección, amortiguadores y alumbrado.
  3. Distribuí el equipaje. No cargues el coche en exceso, ni sitúes objetos voluminosos en la baca (mayor consumo y más vulnerables a los desplazamientos laterales por la acción de viento).
  4. Controla a los niños. Los más pequeños también deben utilizar los dispositivos de retención (cinturones o sillitas) adecuados a su peso y talla; sino coincide con sus horas de sueño, utiliza el viaje para enseñarles lo que es o no correcto.
  5. Guarda las distancias. No olvides abrocharte el cinturón de seguridad y adecuar la velocidad a las circunstancias del tráfico. Para saber cuál es la distancia de seguridad adecuada, toma un punto de referencia por el que pasa el coche que le precede; si después de contar “1101 y 1102” ya ha sobrepasado ese punto distanciate más.
  6. Enciende la luces. De esta manera serás más visto más fácilmente por otros usuarios. Señaliza todas las maniobras y recuerda la regla fundamental del adelantamiento: Mirar-Intermitente-Maniobra.
  7. Come poco, sin alcohol. En los viajes largos los alimentos debes ser ligeros y de fácil digestión. Es recomendable beber mucha agua (zumos y refrescos no gasificados) para evitar la fatiga muscular.
  8. Para cada dos horas. Nunca debes conducir en una misma jornada más de 8 horas. Y en todo caso deberás detenerte y descansar un mínimo de 15 minutos cada dos horas o cada 150 o 200 kilómetros.
  9. No bajes a guardia. Las estadísticas indican que se producen más accidentes en los viajes de ida que en los viajes de regreso y proporcionalmente, más de noche que de día. Los kilómetros finales en los que se acumula la fatiga son más peligrosos.
  10. Pide ayuda en caso de accidente. Si te encuentras con un accidente en una ruta nacional pide ayuda llamando al teléfono de emergencia de tu país indicando la carretera y el kilómetro.

Apaga el motor y señaliza el lugar. ¡Buen viaje!


Categorías

Ocio

Hombres con Estilo

Administrador de Hombres con estilo, una web dedicada al hombre de hoy. Si eres hombre y te preocupa tu salud, te gusta la moda y te apetece vestirte... Ver perfil ›

Escribe un comentario