10 joggers que querrás ponerte para ir a la oficina

Joggers raya diplomática

Joggers y oficina eran dos términos contrapuestos (a no ser que tuvieras el jefe más guay del mundo) hasta que alguien tuvo la genial idea de fabricarlo como si de un pantalón sartorial se tratara.

El resultado es una pieza transgresora, aunque mucho más fresca y natural de lo que cabía esperar. Un tipo de pantalón que navega entre lo deportivo y lo formal, lo que hace que no desentone en ningúno de estos dos mundos.

Habían nacido los joggers de vestir o smart joggers, los cuales, a pesar de llevar tiempo dando guerra, todo apunta a que será este otoño/invierno el momento de su despegue definitivo.

Si lo combinas con un jersey de punto de calidad con una camisa debajo conseguirás un look high/low con el que dejarás bien alto el listón del estilo en la oficina. En tu tiempo libre, súmale una sudadera de un tono apagado e impresionarás con un look de estilo escandinavo.

Para tus camisas y americanas, asegúrate de que sean de un color liso o de raya diplomática, como este modelo de Topman. Algunos funcionan bien con zapatos, pero las mejores aliadas de la mayoría de modelos son unas zapatillas deportivas monocromáticas en blanco, beis, gris o negro.

En lo referente a la forma, piensa no tanto en slim-fit como en clave tailored. Y es que la anchura de la pierna no define a un smart jogger, sino un tipo de corte bien silueteado que pueda trasladarse perfectamente a un pantalón de vestir… salvando las distancias.


Escribe un comentario