¿Te has quemado mucho con el sol?

piernaEl domingo pasado estuve en la playa toda la tarde y aunque estaba lindo, no había un sol tan fuerte como para quemarme. Por eso no me puse bronceador y los resultados a la noche fueron catastróficos.

Ahora tengo zonas de mi pierna bastante enrojecida y otras, completamente blancas. Y esa zona enrojecida es el claro síntoma de una quemadura solar.

A la noche, era imposible poder ponerme un jean, por lo que una mujer me aconsejo que hacer para calmar los dolores. Aquí te los traigo así, si te pasa lo mismo, puedes paliar el dolor.

  • Darse una ducha fría directamente sobre la zona o bien hacerlo mediante un paño empapado. De esta manera conseguiremos reducir el dolor y rebajar la temperatura.
  • Si la quemadura no es muy grave (sin presencia de ampollas) nos vendrá bien aplicar cremas “after sun” y posteriormente crema hidratante sobre la zona afectada.

  • Naturalmente, debemos intentar que no nos dé el sol nuevamente en unos cuantos días, hasta que la piel se vaya regenerando y rehidratando.
  • Podemos utilizar aloe vera para mejorar la regeneración de la piel, para hidratarla y para reducir la posible inflamación de la zona.
  • Si han salido ampollas se trata de una quemadura más grave, con lo cual lo más conveniente es acudir al centro médico para evitar cualquier tipo de infección.

Estos consejos me fueron muy útiles, aunque lo ideal es que si sabes que pasaras un día soleado al aire libre, te coloques bronceador con FPS mayor a 20. Así evitarás las quemaduras y lograras un bronceado más duradero.


Escribe un comentario