¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es una afección de la mucosa intestinal debido a que es incapaz de digerir la lactosa, un tipo de azúcar que se encuentran en los productos lácteos y es causada por una insuficiencia de la enzima lactasa.

Hay 3 tipos:

  • Intolerancia primaria: Es inducida por el ambiente cuando un niño es criado en una sociedad que no consume productos lácteos. Es de carácter permanente.
  • Intolerancia secundaria: Se trata de una deficiencia transitoria de lactasa en el intestino debido a patologías o situaciones que resultan en una supresión de sus reservas enzimáticas en el tracto digestivo.
  • Intolerancia congénita: Es un desorden genético el cual previene la producción de la lactasa. Está presente al nacimiento y viene determinada en los genes.

Los síntomas de esta afección suelen surgir inmediatamente después de la ingesta de productos lácteos o alimentos que los contengan en su composición. Dependiendo del nivel de deficiencia y la cantidad de alimento ingerido, la magnitud y los síntomas pueden variar de persona a persona.

  • Cólicos Abdominales
  • Distensión abdominal
  • Malabsorción
  • Flatulencias
  • Perdida de Peso
  • Diarrea
  • Heces flotantes y con olor fétido
  • Constipación

El tratamiento puede varias según donde viva la persona. Si la persona que presenta intolerancia a la lactosa vive en una sociedad donde el consumo lácteo no es importante, entonces su condición no requerirá tratamiento. En cambio, aquellas que viven en sociedades donde el consumo de lácteos es masivo, podrá encontrar esta afección un tanto problemática. El tratamiento para estas personas será uno dietético con la finalidad de suprimir la lactosa en la alimentación.


Categorías

Salud

Hombres con Estilo

Administrador de Hombres con estilo, una web dedicada al hombre de hoy. Si eres hombre y te preocupa tu salud, te gusta la moda y te apetece vestirte... Ver perfil ›

Escribe un comentario