¿Eres adicto al sexo?

Si sientes que tienes conductas irrefrenables o compulsivas en el área sexual, que no puedes evitar o posponer, puedes estar padeciendo una adicción sexual. Contesta  de manera sincera si en los últimos 12 meses:
1.- ¿Has tenido relaciones en lugares, momentos o con personas poco adecuadas? Si No

2.-¿Has mantenidos relaciones sexuales con personas que no te gustan? Si No

3.-¿Haces promesas o te impones normas que no puedes cumplir en el plano sexual? Si No

4.-¿Te ves a menudo obligado a mantener relaciones sexuales? Si No

5.-¿Sientes que mantener relaciones sexuales permanentemente puede solucionar tus problemas personales? Si No

6.-¿Te desesperas o angustias si no puedes tener relaciones sexuales? Si No

7.-¿Has mantenido relaciones sexuales sin pensar en las consecuencias de las mismas (peligro de que te descubran, riesgo de contraer una Infección de transmisión sexual, embarazo no deseado, acarrearte problemas laborales, etc.)? Si No

8.-¿Sigues buscando relacionarte sexualmente, reincidiendo en  una relación que no te conviene? Si No

9.-¿Has puesto en peligro o perdido una relación comprometida y estable por tus aventuras sexuales? Si No

10.-¿Crees que tu vida no tendría sentido sin enredos sexuales? Si No

11.-¿Pueden afectar tus aventuras sexuales tu reputación o tu situación laboral o profesional? Si No

12.-¿Intentas solucionar tus problemas en la vida yendo impulsivamente a mantener relaciones  sexuales?  Si No

13.-¿Te resulta difícil concentrarte en otras actividades de la vida a causa de los pensamientos sobre el sexo? Si No

14.-¿Presionas a las personas que te rodean a mantener actos sexuales a pesar de que  no lo deseen? Si No

15.-¿Mantener relaciones sexuales te ha comprometido social o laboral o financieramente y, sin embargo, te impones realizarlas? Si No

16.-¿Sientes que nada podrá desviarte de la decisión de mantener relaciones sexuales con alguien? Si No

17.-¿Crees que tu vida se ha convertido en una complicación debido a tus conductas sexuales impulsivas? Si No

18.-¿Tus prácticas sexuales (masturbación, exhibicionismo, voyeurismo, frotación en medios de transporte, fetichismo) te ponen en riesgo social o laboral? Si No

19.-¿Te obsesiona o desespera realizar tus prácticas sexuales aunque esto te ocasione malestar o angustia? Si No

20.-¿Sientes que necesitas ciertas prácticas sexuales a pesar de que tus parejas no sientan placer ni goce alguno con ellas? Si No

21.-¿Sientes que es una pérdida de tiempo todo otro tipo de contacto con las parejas que no estén destinados a llegar al coito? Si No

22.-¿Sientes que los impulsos sexuales te dominan y condicionan tu vida? Si No

23.-¿Necesitas variar constantemente de prácticas o parejas sexuales de forma compulsiva? Si No

24.-¿Consideras que estas prácticas sexuales compulsivas van en detrimento de tu rendimiento  social, laboral, económico, creativo? Si No

25.-¿Crees que necesitarías una contención psicoterapéutica por tus conductas sexuales impulsivas? Si No

Si contestas afirmativamente a diez o más de estas preguntas podrías estar padeciendo una adicción al sexo y merecería una consulta diagnóstica de tipo psicosexológica.

Fuente:sexovida


Escribe un comentario