¿Cómo superar la fatiga acumulada?

Para construir una estrategia adecuada que nos permita superar la fatiga acumulada o el cansancio crónico es necesario encontrar sus causas. Deberás actuar de diferente modo según se origine por trastornos orgánicos, funcionales o psicodinámicos, por una coyuntura en particular o por situaciones cristalizadas de larga data.

Ten en cuenta estos tips para identificar sus causas y orientarte hacia la solución adecuada.

Qué hacer en un primer momento:

  • Disminuye las horas aplicadas al estudio o al trabajo, y dedícalas al descanso libre.
  • Evita los estímulos externos traumáticos que reconoces que te ocasionan cansancio. Recuerda la frase popular: “Esta situación me agota”.
  • Reorganiza tus tareas de modo de distribuir períodos de descanso a lo largo de toda tu jornada de actividad.
  • Abandona, por unos días, diversas rutinas que sean perjudiciales para tu descanso no programado. Modifícalas de a una y verifica cuál de ellas provoca una disminución de los síntomas.
  • Quítale dramatismo a la situación, y entiéndela como una señal de tu organismo, que pide atención. Hazle caso y atiéndelo.

Si estos cambios de tu vida cotidiana no modifican el síntoma, concurre a la consulta médica pues será necesario un diagnóstico especializado para encontrar las causas (orgánicas, funcionales o psicodinámicas) de tu situación:

  • La carencia o exceso de algunos minerales producen desequilibrios del medio interno, que puedes percibir como cansancio excesivo o anormal. La falta de hierro o el exceso de cobre, por ejemplo, generan este tipo de sensación. Recurre a la consulta médica pues sólo un profesional está capacitado para diagnosticarlo y resolverlo.
  • Si al llegar la primavera te percibes más cansado de lo habitual, incluso con una sensación de tristeza inexplicable, falta de apetito, irritabilidad, olvidos, pérdida del interés sexual, tono vital inusualmente bajo, concurre a la consulta médica. Es posible que el cambio de estación esté afectando tu producción de endorfinas, dando como resultado este cuadro de cansancio general.
  • Si tu cansancio no se debe a una demanda especial de actividad (física o mental) y no mejora con el descanso, presentas trastornos del sueño o del apetito, y percibes “fatiga mental excesiva”; concerta una cita con tu médico pues la concurrencia de estos síntomas, puede deberse a patologías endócrinas o psicológicas definidas y que requieren de la atención especializada.
  • También es conocido que las crisis de ansiedad, determinados tipos de depresiones o el inadecuado manejo del stress puedan causar síntomas que sean percibidos como fatiga. Tu médico podrá orientarte para que realices una consulta psicológica.

No desdeñes las señales de fatiga de tu organismo y otórgale el descanso que requiere para un funcionamiento saludable. Si con el descanso no es suficiente, busca la ayuda correspondiente y adecuada para devolverlo a su estado de normalidad.


Categorías

Salud

Hombres con Estilo

Administrador de Hombres con estilo, una web dedicada al hombre de hoy. Si eres hombre y te preocupa tu salud, te gusta la moda y te apetece vestirte... Ver perfil ›

Escribe un comentario