¿Cómo prevenir la papada?

La papada que todos conocemos, es una acumulación de grasa y estiramiento de la piel, esto es producido por la pérdida de tensión de la piel y de los músculos que van desde la mandíbula hacia las tiroides, facilitando la acumulación de la grasa en esta zona.

Esta es una zona que tanto las mujeres como nosotros olvidamos de cuidar e hidratar. Coloca crema hidratante todos los días en esa zona y con las dos palmas de la mano realiza un movimiento ascendente, desde la papada hacia la cara. Por las noches te recomiendo que utilices cremas nutritivas que son más densas y no te molestaran tanto como de día, las mejores son con retinol o con Vitamina A, previenen el envejecimiento de la piel y le da un efecto tensor.

En el caso que ya se te este asomando la papada, utiliza cremas especificas, con efecto tensor o lifting, realiza el mismo masaje que con la crema hidratante, también es aconsejable que utilices protector solar, además de cuidarte de los rayos UV evita el envejecimiento prematuro de la piel. También es recomendable, lavarte el rostro con agua bien fría, esto hace que la piel se contraiga.

La acumulación de grasa en el cuello puede ser debida, entre otras causas, a una mala alimentación y a la acumulación de líquidos. Para evitar este problema debes excluir de tu dieta las grasas saturadas y los azúcares refinados, además de beber, como mínimo, un litro y medio de agua o líquidos diariamente.

Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a evitar la acumulación de grasas y la retención de líquidos:

  • Come a diario frutas y verduras frescas y dale prioridad al pescado frente a la carne.
  • Evita la bollería industrial y los azúcares refinados.
  • Toma lácteos y leches desnatadas.
  • Reduce la cantidad de sal en las comidas.
  • Reduce el consumo de alimentos ricos en sodio: embutidos, ahumados, conservas, caldos concentrados, etc.
  • Bebe abundantes líquidos: agua, infusiones o zumos naturales.
  • Toma fibra: arroz, pasta y legumbres.

Si tu papada ya comienza a colgar, siempre podemos acudir a la cirugía estética: un lifting suele dar muy buenos resultados en estos casos. Pero si el descolgamiento de la piel y la acumulación de grasa son muy acusados, puede ser necesario recurrir a una triple operación: liposucción, platismoplastía y lifting.

La liposucción se realiza para eliminar la grasa acumulada, el lifting para volver a tensar la piel, y la plastismoplastía para que el músculo que sujeta la zona (platisma) recupere tono. Las incisiones quedarían ocultas detrás de las orejas y el pelo.

Vía:PS


Escribe un comentario