¿Cómo limpiar correctamente la piel? II

Rutina diaria
Los especialistas dermatólogos aconsejan limpiar la piel dos veces al día: por la noche, para eliminar la suciedad de los agentes medioambientales y el sudor y, por la mañana, para acabar con la grasa producida mientras dormimos y refrescar el cutis.

Para completar esta higiene facial, se puede aplicar, una o dos veces por semana, un exfoliante para purificar la piel y reducir el exceso de grasa. Además, impide que los pelos de la barba queden enconados formando granitos, que pueden llegar a infectarse.

Modo de empleo
El aseo de la piel es fundamental para mantenerla fresca, tersa y sana pero se debe ser muy cuidadoso con el uso de los productos de limpieza porque la dermis, sobre todo del rostro, es muy susceptible de ser agredida. Los productos que se emplean y el modo de aplicación debe mantener intacta la barrera de protección natural de la dermis.

El objetivo fundamental de los productos de limpieza facial para hombre es el de neutralizar la grasa, eliminar los brillos, y equilibrar el pH de su piel. Para ello deben limpiar diariamente su piel con jabones adecuados a su tipo de piel.

Estos productos se aplican sobre la mano, se frota y se extiende sobre la piel humedecida con agua tibia. Se pueden masajear todas las zonas del rostro incluida la de los ojos, pues normalmente estos geles y jabones tienen componentes no agresivos. Después se debe aclarar la espuma con agua muy fría para tonificar la piel y cerrar el poro.

Una vez o dos veces a la semana, dependiendo del tipo de piel, es aconsejable aplicar un exfoliante para profundizar la limpieza. El exfoliante es recomendable utilizarlo por las mañanas antes de afeitado para ablandar la barba y facilitar la eliminación del bello.

Antes de exfoliar la piel es recomendable lava la cara con un poco de gel para eliminar la suciedad que pueda haber en el rostro, se aplica el exfoliante sobre los rostros humedecidos con agua tibia y se fricciona cuidadosamente, ya que si la presión y el tiempo de masajeo son excesivos la piel puede irritarse y descamarse. Se debe evitar la zona de los ojos pues la piel de esta zona es muy fina. Enjuagar la cara con agua fría proporciona un acabado más eficaz. Puleva Salud


Un comentario

  1.   Javier dijo

    EXCELENTES CONSEJOS……….!!!!!!!!!!!!

Escribe un comentario