¿Cómo evitar las lesiones deportivas?

lesion-deportivaLas lesiones deportivas son aquellas lesiones que ocurren durante la práctica de algún deporte o durante el ejercicio físico.

Normalmente suelen ocurrir cuando se entrena de mala forma o el uso inadecuado del equipo de entrenamiento. También se producen lesiones a la falta o escasez de ejercicios de calentamiento o estiramiento antes o después del ejercicio.

Las lesiones deportivas más comunes son:

  • Esguinces, desgarros o torceduras de ligamentos, músculos o tendones.
  • Lesiones en la rodilla.
  • Hinchazón muscular.
  • Lesión en el talón de Aquiles.
  • Fracturas.
  • Dislocaciones.

Las lesiones deportivas pueden ser agudas o crónicas. Las lesiones agudas ocurren repentinamente cuando se está entrenando. Son las más comunes e incluyen los siguientes síntomas:

  • Dolor grave y repentino.
  • Hinchazón.
  • Dificultades en el movimiento
  • Hueso o articulación que está visiblemente fuera de su lugar.

Las lesiones crónicas ocurren después de practicar un deporte o hacer ejercicio por un largo tiempo. Los síntomas de una lesión crónica incluyen:

  • Dolor mientras se practica, se juega o se entrena.
  • Dolor leve incluso en reposo.
  • Hinchazón.

En caso de lesionarse, debe seguir estos cuatro pasos tan pronto ocurra la lesión y continuar haciéndolo al menos por 48 horas.

  • Hielo. Ponga una compresa de hielo en el área lesionada por 20 minutos, de cuatro a ocho veces al día. Para esto, puede usar una compresa fría o una bolsa de hielo. También, puede usar una bolsa plástica llena de hielo molido y envuelta en una toalla. Quítese el hielo después de 20 minutos para evitar una quemadura de frío.
  • Compresión. Distribuya igual presión (compresión) sobre el área lesionada para ayudar a reducir la hinchazón. Puede usar un vendaje elástico, una bota especial, un yeso o un entablillado. Pregúntele a su médico cuál de éstos es mejor para su lesión.
  • Elevación. Para ayudar a reducir la hinchazón, ponga el área lesionada sobre una almohada, y asegúrese de que quede a un nivel más alto que su corazón.
  • Reposo. Reduzca sus actividades regulares. Si se ha lesionado el pié, el tobillo o la rodilla, no se apoye en esa pierna. Ayúdese con una muleta. Si el pié o tobillo derecho está lesionado, use la muleta en el lado izquierdo. Si el pié o tobillo izquierdo es el que está lesionado, entonces use la muleta en el lado derecho.

Los siguientes consejos pueden ayudarle a evitar las lesiones deportivas:

  • Cuando se agache, no doble las rodillas más allá del punto medio.
  • No tuerza las rodillas al estirarse. Mantenga los pies planos en la superficie lo más que pueda.
  • Cuando salte, doble las rodillas al aterrizar.
  • Los ejercicios de calentamiento son imprescindibles antes de practicar cualquier deporte.
  • Haga ejercicios de estiramiento antes de practicar deportes o hacer ejercicio.
  • No se esfuerce demasiado.
  • Haga ejercicios de enfriamiento después de practicar deportes o hacer ejercicio.
  • Use calzado de talla apropiada, que provea estabilidad y que absorba el impacto.
  • Use superficies que sean lo más blandas posibles para hacer ejercicio; no corra en el asfalto o el cemento.
  • Corra en superficies planas.

Escribe un comentario