¿Cómo cuidar la piel de los 15 a los 25 años?

Al igual que sucede en la piel de las mujeres, no es lo mismo cuidar un cutis joven que uno maduro, también en el caso de los hombres. El cuidado de la piel varía en función de la edad y, cada vez más, los más jóvenes comienzan a cuidarse pronto.

Entre los 15 y los 25 años, las hormonas son las regentes supremas, las que ordenan y mandan en el organismo masculino, ¡incluida la piel! La producción de sebo funciona a mil por hora, estimulada por los altos niveles de testosterona.

Problemas más frecuentes: Las impurezas, que, sobre todo, pueden tener como consecuencia marcas y cicatrices que es complicado eliminar posteriormente. Esa misma hiperproducción de grasa produce también brillos constantes en la piel, lo que le da un aspecto desaseado.

Soluciones: La higiene es la clave. Es importantísimo lavar el rostro dos veces al día, mañana y noche, con un producto específico que controle la grasa sin irritar la piel. Sólo con una higiene impecable se pone coto a la proliferación de bacterias sobre el rostro, que empeoran el problema. Por la mañana, conviene aplicar una crema libre de grasa, seborreguladora y con agentes matificantes, que absorben el sebo y controlan los brillos.


Escribe un comentario